HOYVERE

Los dos vestidos básicos que no te pueden faltar

A continuación te propondremos unas sencillas y prácticas opciones de vestido para salir siempre airosa y olvides esa frase tan conocida…que dice…no te nada que ponerme!.

Un clásico: el vestidito negro

Decía la duquesa de Windsor: “Cuando un pequeño vestido negro se porta correctamente, no hay nada más que usar en su lugar”. Considerado como un ícono en la moda de todos los tiempos, este atuendo (en cualquier modelo) puede resultar tan versátil como la persona que lo use.

La idea aquí es tomar un vestido negro corto (de preferencia sencillo y sin demasiados adornos) y reinventarlo de acuerdo a la ocasión. La manera más fácil de lograrlo es escogiendo diversos accesorios que, haciendo contraste, lleven a todo el conjunto hacia la dirección que necesites:

Este primer look: está pensado para una mujer arriesgada con gran gusto por lo exótico. De esta manera, nuestro vestido negro, con un chaleco de piel (sintético de preferencia), cambia su simple apariencia totalmente. Si deseas imitarlo, aprovecha y consigue accesorios en animal print que le darán un toque (limítalos a una pulsera, tu cartera o zapatos, pero no los 3 al mismo tiempo, no abuses). Usa colores neutros para complementar, como un crema o beige y listo.

Ahora, aquí tienes el mismo vestido, esta vez con otros accesorios:

Este segundo look: está pensado en una mujer más sutil y delicada, con un collar fuerte que atraiga la atención (nota que los aretes son bastante chicos), unos bonitos zapatos de tacón alto en la misma tonalidad y un bolso haciendo contraste. No descuides el esmalte de uñas.

No solo las novias van de blanco

Así como un vestido negro es importante, uno blanco debe ser también parte indispensable de tu clóset. Va con todo, observa este vestido blanco largo de algodón con tiras:

… al que también puedes darle la vida usando tu imaginación…

De esta manera, tu sencillo vestido blanco resulta perfecto, en este primer look, para ir a la playa. Nota los zapatos en camel y el bolso y la pamela de pajita. No te olvides del toque de color con un collar acorde Los lentes de sol son indispensables.

¿Y qué nos dices del look étnico, en los últimos años tan de moda? Para este segundo look, un vestido blanco base es la mejor acción. Nota lo rústico y a la vez colorido de todos los accesorios, empezando por el bolso. La bufanda le da ese toque especial que lo realzará y hará diferente a los demás. Recuerda: todo en tonos tierra suaves.

Te sugerimos