HOYVERE

Los Vestidos y los Cardigan

Muchas veces el clima y la ropa suelen ser una dupla perfecta que nos causa serios dolores de cabeza, pues siempre dudamos al combinar nuestras prendas favoritas y más si se tratan de vestidos que hemos usado en verano.

Pero no se te ocurre darles de baja, pues es ahora o nunca de sacarle partido a todos esos vestidos…si usarlo con el complemento perfecto; hablamos de el Cardigan.

El tipo de cardigan que usemos con nuestro atuendo, dependerá mucho de nuestro estilo personal, de nuestro cuerpo, y claro, de la textura y colores del cardigan.
Los cardigan son muy versátiles y brindan la fabulosa opción de cubrir nuestros brazos, también ayudan a definir la línea de la cintura en vestidos que no la tengan.

  • Vestido con escote grande

Si tienes un vestido con escote grande o incluso voluminoso, pruébate un cardigan ajustado y de corte bien definido.


  • Vestido con escote pequeño o cerrado:

Si el escote que llevas es pequeño, un cardigan ligero que termine en tus caderas se verá muy bien siempre que no cierres los botones hasta el cuello. Es mejor que lleves el cardigan totalmente abierto o semi abrochado.


  • Vestido tubo

Este tipo de vestidos son sexys por naturaleza, y si deseas usarlos con algo de recato, podrías combinarlos con un cardigan que sea complemento. Por ejemplo: puedes usar un cardigan largo estilo túnica y un cinturón en la cintura para crear algo de definición. O también ponerte un cardigan abierto que tenga la misma longitud que tu vestido para ayudar a crear una línea que te hará lucir más alta.

  • Vestido strapless:

Algunos vestidos poseen corpiños strapless ajustados en la parte media del cuerpo. Usualmente estos vestidos tienen la parte de la falda algo voluminosa para que se aleje del cuerpo y de equilibrio a la parte ajustada. Este tipo de vestido se vería muy bien con un cardigan que no sea demasiado largo. Un cardigan corto ajustado por detrás a la línea de la cintura se vería genial. Puedes probar también con un cardigan ceñido muy corto tipo bolero.

 

  • Vestido en lìnea A:

Este vestido queda muy bien a casi todas, y es muy femenino. El cardigan que uses puede ser del mismo largo del vestido y llevarlo suelto y abierto. También puedes usar un cardigan corto a la cintura abierto o incluso semi cerrado. Y otra opción es usar un cardigan tipo bolero bien ajustado o incluso suelto dependiendo de la ocasión.

 

  • Vestido con estampado:

Si tu vestido tiene estampados, el cardigan que uses debe ser simple sin detalles que distraigan la atención del protagonista: el vestido.


  • Vestido de un solo color:

Si por el contrario llevas un vestido sencillo de un solo tono, tu cardigan puede tener volados, gasa u otros detalles que adornen como complemento al vestido.


Te sugerimos